“Ambulantaje”, el negocio millonario del Gobierno municipal de #Oaxaca

“Ambulantaje”, el negocio millonario del Gobierno municipal de #Oaxaca
febrero 13 12:26 2017 Print This Article

Oaxaca de Juárez, Oaxaca.- A más de 40 días de haber tomado posesión el gobierno municipal del #PRI en la capital oaxaqueña, el ambulantaje en el centro histórico sigue incrementándose. Tal es el caso de la calle A. Gurrión, a un lado de la Iglesia de Santo Domingo y el parque el Pañuelito,  una de las zonas comerciales de mayor tránsito de turistas, que ha sido invadida por más de 50 puestos de vendedores ambulantes al amparo del gobierno de la capital.

1

De acuerdo con cifras reconocidas por los propios vendedores, cada uno aporta de manera semanal, la cantidad de mil 500 pesos a inspectores, quienes a su ves reparten ese dinero entre directivos  de la tesorería del gobierno capitalino. Lo que a su vez representa  cada semana  ingresos por 75mil pesos. Es decir 2 millones 325 mil pesos al mes.

3

Y es que empresarios y comerciantes de la zona de Santo Domingo, quienes pagan en tiempo sus impuestos, están hartos de la presencia de ambulantes en la zona, que no sólo ahuyentan al turista, sino que además contaminan con basura y artículos pirata de dudosa procedencia, que nada tienen que ver con las artesanías oaxaqueñas.

Una vergüenza, dicen, que gran parte de lo que estos ambulantes comercian son artículos chinos y comida, entre nieves y tacos de barbacoa,  los que hoy invaden las calles más visitadas de la ciudad que es Patrimonio Mundial de la Humanidad.

Es lamentable, comentan los empresarios, que el propio gobierno municipal del prista Hernández Fraguas,  haya permitido el aumento en el número de ambulantes al pasar de 30 a 50 puestos y que en los próximos meses podrían extenderse al Jardín Labastida y el Carmen Alto.

Por si fuera poco, las multas de tránsito municipal se han incrementado a los vehículos de los propietarios de comercios establecidos y clientes, quienes se quejan de la corrupción en los cuerpos de Policía que a diario hacen su agosto extorsionando a los conductores que se acercan a sus negocios.